HISTORIAS ARTESANAS

LAVANDAS 

 

Siempre elegantes, pequeñas pero con gran poder de atracción, por su aroma, delicadeza.

El primer artículo artesano LADDRA que realizamos fueron los saquitos de LAVANDAS, las primeras iban bordadas a punto de cruz: gatos, perros pero desgraciadamente no disponemos de testimonios gráficos. Pedimos disculpas por la mala calidad de algunas fotos que son muy antiguas y están reducidas.

 

Luego han ido evolucionando y ampliando el uso de la lavanda, en distintos modelos y formatos, aquí os mostramos algunos ejemplos:

 

 

Telas de animales - Con fotos transferidas a tela  (esto nos permite personalizarlas) -  en formato corazón - en formato saco –

Aquí veis fotos Vintage transferidas a telas 

En yute o esterilla, con abalorios animales, puntillas etc...

En bolsitas de organza y dentro de marcapaginas

Como regalo publicitario, o de boda - El ultimo nuestro regalo para los novios -

PINCHA EN LA IMAGEN SI QUIERES VER NUESTRAS LAVANDAS 

Nuestra cosecha de Lavanda (Cuando la tenemos)

LISTA PARA CORTAR:  Detectar y decidir el momento idóneo para cortar la lavanda no es facil. Ha de estar bien granada, sin secarse y que la dé el sol en el momento del corte para que la flor esté abierta.

Estos años atrás hemos venido utilizando el corte manual, bastante trabajoso y lento que unido al sol y calor de Julio en Madrid se hace bastante duro. Este año 2015 hemos realizado el corte con maquina, que ha aliviado un poco el asunto y ha quedado mas homogéneo, tanto las ramas cortadas como al arbusto.

ARBUSTO YA CORTADO: Arbusto libre de sus ramas aromáticas.

NIDO DENTRO DEL ARBUSTO: Sorpresa, dentro del arbusto encontramos un nido ya vacío, osea que no solo sirve para dar aroma sino que alberga vida. 

COLOCADA A SECAR: Cuidadosamente y estratégicamente se van apilando las ramas, para su secado y mirando al cielo para no llueva durante los próximos días, para correr a tapar el ramaje.

DESGRANADO MANUAL: Casi rama a rama, es ordeñada para obtener el grano, imprescindibles los guantes para no destrozarse los dedos en el intento, y reclutar el máximo de gente posible, con propinas, chantajes, etc... para realizarlo en una tarde. (Este año los nietos se han escapado)

VISTA DEL COMIENZO DEL DESGRANADO: El grano en la caja y las ramas apiladas para tirar.

TERMINADO EL DESGRANADO: Después de algunas horas realizando el trabajo que terminan por dolerte todo por la posición adquirida, casi a ras de suelo, se termina la tarea y comienza :

COLADO PARA LIMPIEZA: Inevitablemente en el desgranado, se van algunos trozos de ramas, y hay que filtrar al menos un par de veces utilizando algún utensilio casero que sirva para cribar. 

LA COSECHA: De un colecta de 3x3 metros puesta a secar, ya veis obtenemos media caja de grano. Pero que olor, donde va la caja se impregna de un olor fresco, intenso a veces, permanente, de campo, ...

Y con esta maravillosa lavanda casera obtenida artesanalmente, se rellenan los ya famosos saquitos de lavandas para la

Asociación LADDRA