· 

Donación alimento

Nuestra compañera Ana colabora como voluntaria en un refugio y además cuida de varios perretes que un desaprensivo mantiene en una finca en condiciones deplorables. Por ello, les hemos enviado todas estas chuches y comida para que al menos los perretes pasen algún rato entretenido dentro de su triste vida y tengan algo de alimento en condiciones. Gracias a Kiwoko por hacerlo posible.