· 

MUSGUITA

Musguita, así llamamos a esta gatita de alrededor de un año, que encontramos el pasado 24 de octubre de 2017 en la calle Musgo. Bajo unos carteles empresariales, dentro de un polígono, esta gata se arrastraba literalmente suplicando comida y ayuda. Había conseguido parar a una pareja que le estaba dando un sándwich de atún con tomate. Pero ya se marchaban alegando que no sabían qué más hacer por ella. A través de la red de voluntarias de LADDRA salimos corriendo a recogerla. Nos encontramos una gata derrotada, poco más que huesos y suciedad, con unos ojazos azules suplicantes. La llevamos a un veterinario colaborador y empezamos el largo camino de recuperación: deshidratación, caquexia, otitis, coccidios, calicivirus, húmero izquierdo fracturado con desplazamiento, cadera totalmente fracturada y desplazada. Pero lo más importante de todo era que Musguita tenía muchas, muchas ganas de vivir. Se merecía esa segunda oportunidad de ser feliz en la vida. Ha tenido que pasar por 3 intervenciones de osteosíntesis, con varios días y noches de ingreso hospitalario, tratamientos antibióticos, antiinflamatorios, calmantes... A día de hoy sigue en proceso de recuperación de las fracturas. Ha pasado de 1400gramos que pesaba cuando la recogimos a 3kilos. Y sus ojos han pasado de suplicar ayuda a regalar agradecimiento y cariño. Todo esto está siendo posible gracias a la ayuda de muchísima gente. Los costes veterinarios alcanzan los 2.000€. Por mucha rabia que nos dé, en casos como éste el dinero es la diferencia entre la vida y la muerte. 

¿Nos seguís echando una patita para poder seguir salvando vidas?