· 

LEO

A este perrito cariñoso y pizpireto le rescatamos de manos de una mujer maltratadora que le pegaba y le daba patadas. Estuvimos pagando residencia familiar y gastos veterinarios para Leo casi un año, le difundimos por todas partes...pero nadie preguntaba por él.

Hasta que se produjo el milagro.

Gracias a Esther y a un evento que hicimos en su Herbolario "Sol de Invierno", de Madrid, una pareja se enamoró de nuestro querido Leo y ahora está mimado y querido con una maravillosa familia humana y perruna.