· 

ONA, de Gatoperro y Refugio Kimba, Cádiz

Recogimos este aviso, una perrita con una sarna tan fuerte que parecía quemada, de tener en carne viva varias zonas de su cuerpecito...

Fue ingresada en el veterinario y con muchas esperanzas de que saliera adelante.

De inmediato ingresamos 50 euros para ayudar a los gastos.

Desgraciadamente su enfermedad estaba muy avanzada y había dañado muchos órganos, la perrita falleció a los pocos días.

Nos hemos quedado desolados, qué  pena haberla encontrado demasiado tarde.