· 

LAURA

Aviso de Carmen, rescatadora particular de la sierra de Granada.

Encontró una perrita pequeña en un estado crítico al pasar por un vertedero de la zona, la recogió y puso el aviso. 

Cuando lo recibimos, inmediatamente nos ponemos en contacto con ella y nos da la terrible noticia de que la perrita ha fallecido a su lado esa noche...no ha podido aguantar más.

Al día siguiente nos dice que ha vuelto al vertedero y ha encontrado a otros dos en el mismo estado, le decimos que cuente con nuestra ayuda y nos ofrecemos a costear gastos de veterinario.

Son Chino y Linda, desnutridos, con infecciones severas de piel, posible leishmania...después de pasar por el veterinario y ponerles tratamiento, los lleva a su casa...son unos luchadores y confiamos que salgan adelante.

Un par de días después nos escribe otra vez para decirnos que un amigo pasó por el vertedero y encontró otro en tan mal estado que no podía ni levantarse del suelo...León...fue trasladado a la clínica veterinaria y se le puso suero, debido a que no había servicio de hospitalización Carmen se lo lleva a su casa para que esté caliente y cómodo y le pondrá suero subcutáneo y la medicación indicada...pero esa noche fallece...

Y al otro día es la pequeñina Linda la que nos deja...teníamos muchas esperanzas de que consiguiera sobrevivir.  

Es desesperante pensar que no se ha  llegado a tiempo con estos pobres animales, Carmen está hundida...tratamos de animarla porque estamos haciendo todo lo que podemos por ellos...

Ella sigue yendo y buscando otros perros... a los pocos días aparece allí otra perra en el mismo terrible estado...Lena...otra luchadora. Parecía que íba superando lo peor...pero tuvo una recaída y la tuvo que dejar ingresada...a la mañana siguiente falleció en la clínica...

Estamos devastadas por la tristeza de que no hayan podido superar su estado y alcanzar una vida digna con calor, cuidados  y cariño.

Suponemos que estos pobres son  de las innumerables víctimas, desecho de cazadores, que hicieron manada y han crecido en un vertedero, pasando privaciones y miserias como no podemos imaginar.

Ahora nos centramos en el pequeño Chinito..que ahí va poco a poco...y no descartamos que se encuentre alguno más. Solo rogamos porque lleguemos a tiempo.

Por supuesto, nos encargamos de costear los gastos veterinarios de todos ellos.